lunes, 25 de noviembre de 2013

Libro: Tess, la de los D'Urberville, de Thomas Hardy


Esta novela narra la trágica historia de Tess Durbeyfield, una bellísima joven procedente de una familia empobrecida en el sur de la Inglaterra rural victoriana. Tess entrará en contacto con Alec D'Urberville, su supuesto primo, quien desde la primera vez que la ve se obsesionará con ella, y será el culpable de buena parte de las desgracias que le ocurran a la joven.


Me resulta complicado hacer una reseña de esta novela de Thomas Hardy, porque los sentimientos que me ha provocado no son buenos. Incluso diría que ha habido fragmentos de la novela que me han resultado insoportables, porque me duele muchísimo asistir a cualquier tipo de injusticia, y desgraciadamente el rol de la mujer ha estado repleto de abusos de todo tipo en buena parte de nuestra historia (y hoy en día en ciertas partes del mundo también). Soy consciente de que habría que juzgar el libro desde la perspectiva de la época en la cual se escribió, pero reconozco que se me hace muy muy difícil. 

Dicho esto, procedamos a hablar de la historia...

Tess es una chica en cuya descripción es imposible que aparezca cualquier adjetivo con connotaciones negativas. Se trata de una jovencita hermosa, de gran corazón, amable, trabajadora, con un gran sentido de la responsabilidad y la moral. Si hubiera que referirse a algo malo de ella, serían sus progenitores. 
Su padre es un tipo vago y alcohólico, que un día descubre que su familia desciende de un apellido de alto abolengo, los D'Urberville. Desde entonces, y pese a que ese dato no es más que una simple curiosidad porque esa familia está casi extinta y ellos viven en condiciones más bien penosas, el cabeza de familia comienza a comportarse como si fuera un caballero a quien todo el mundo debiera adorar. La madre de Tess, por su parte, es una mujer un tanto irresponsable, de poca inteligencia y empatía. 
Es entonces cuando Tess es enviada por sus padres a casa de unos supuestos parientes suyos que sí viven en una situación más acomodada, esperando que les puedan ayudar. Y es entonces cuando Tess conoce a Alec D'Urberville, y comienza su caída en desgracia.
Hablaba tan poco la muchacha y tanto sus compañeras, que no advirtió en el rumor musical la intervención de una nota nueva.
Dos serán los hombres que marcarán la vida de Tess. El primero es el ya nombrado Alec, quien no deja de acosarla continuamente, pese a los continuos rechazos de la chica. Alec va apareciendo intermitentemente a lo largo de la novela, provocando con cada aparición que mi sangre hirviera cada vez más. Es un personaje horrendo, un hombre que no sabe controlarse, y lo que es peor, que es incapaz de aceptar que pueda tener culpa de algo. Siempre hay elementos externos a él en los que excusarse por su comportamiento. Si hubiera nacido en el siglo XXI sería el típico que diría eso de: "La culpa es de ellas por llevar faldas tan cortas". 

El otro hombre que estará muy presente en la vida de Tess es Angel Clare. Un personaje que empezó fascinándome debido a que se nos presenta como un joven de ideas más bien progresistas, que prefiere no seguir la senda de su padre y sus dos hermanos mayores, todos ellos consagrados a la vida espiritual. 

Angel Clare, aunque respeta y ama la Iglesia, no puede concebir adoptar un pensamiento tan cerrado que le impediría seguir cultivando uno de sus tesoros más preciado: su libertad de pensamiento. Es por ello que decide dedicar sus esfuerzos a dirigir una granja, y para ir aprendiendo poco a poco el negocio, considera que la mejor opción es comenzar como un trabajador más en una vaquería. 

Eso es algo que me encanta de él: pese a ser de una familia de cierta posición social que le da oportunidad de acomodarse a una vida prediseñada sin ningún tipo de sobresaltos, él decide arriesgarse a vivir de otra manera, aunque eso suponga el disgusto de sus padres y sus hermanos. A Angel, además, no se le caen los anillos llevando la misma vida que todos los trabajadores de la vaquería, decidiendo relacionarse estrechamente con todos ellos. Para Angel este contacto humano es una vía valiosísima para ampliar sus conocimientos sobre la naturaleza humana, en lugar de sólo a través de los libros.

Y es entonces cuando Angel conoce a una Tess que había decidido alejarse lo más posible de su pueblo huyendo de malsanas habladurías. Ambos jóvenes se entienden perfectamente desde un primer momento, y es un gustazo leer las conversaciones que tienen. Tess abraza al instante todos los pensamientos que predica Angel, admirándolo profunda y sinceramente por haberle abierto una puerta a un modo de ver la vida más desprejuiciado. Creo que este es el único momento en la vida de la protagonista donde es realmente feliz, y eso a pesar de que de vez en cuando se ve atormentada por la culpa al recordar ciertos momentos de su pasado.

A aquel hombre de ideas cerradas le parecía que la Universidad no podía ser otra cosa sino un paso para el sacerdocio.
Definitivamente esta es la parte que más me gustó de la novela. Siempre me han gustado los personajes adelantados a su tiempo, que desafían las férreas costumbres y tradiciones que les toca vivir. Creo que si a día de hoy disfrutamos de tantos avances y mejoras es gracias a la contribución de todas esas personas que quizá en su día no fueron testigos de ningún avance sustancial en sus vidas, pero dejaron plantada la semilla para que esos cambios tuvieran lugar.

Por eso es tan decepcionante la reacción que tiene Angel Clare cuando Tess acaba por revelarle su oscuro secreto. El joven que tanto se vanagloriaba de estar moralmente por encima de la gran mayoría de la sociedad reacciona exactamente igual que hubiera reaccionado cualquier otra persona. Y me parece deprimente la actitud conformista que se apodera de Tess en buena parte de la novela, siempre justificando a Angel, siempre considerándose una mujer manchada, una mujer que no se merece nada bueno en contraposición con un hombre de altos valores como los que supuestamente tiene él.

Sí, es verdad que en otros aspectos Tess demuestra ser una mujer de gran fortaleza, porque siempre opta por salir adelante ella sola ante cualquier circunstancia adversa, sin pedir ayuda de nadie, e incluso enviándole a sus insensatos progenitores el poco dinero que es capaz de reunir a través de los trabajos más duros y peor recompensados económicamente. Si lo piensas fríamente, la resignación de la que hace gala Tess es algo lógico en el contexto, pero cuando lo estaba leyendo me ponía nerviosísima, sobre todo cuando dice cosas como que quien nace víctima tiene que serlo para siempre, o cuando camina por la calle ocultándose el rostro para que ningún hombre pueda admirar esa belleza que tantos problemas le causa.

Thomas Hardy establece en esta novela la tesis de que una persona no debería ser juzgada por sus actos pasados, porque, como él mismo dice, no importa tanto lo que se ha sido como lo que se desea ser. El autor realiza una crítica a esa perspectiva machista de la época que castigaba con dureza los errores femeninos mientras pasaba por alto cualquier equivocación cometida por un hombre. Son varios los momentos de la narración en que Hardy nos muestra cuál es su punto de vista ante la situación, reprochando la actitud de Angel, ridiculizando a ciertos personajes, y criticando a la sociedad en general: "...la sensación de verse condenada por una ley arbitraria de la sociedad desprovista de toda base natural"). 

Como veis la historia tiene bastante jugo, y Hardy escribe con gran maestría. Me encantó especialmente la descripción que hace de Stonehege, creo que consigue plasmar toda la magia que rodea a ese lugar tan extraño que lleva desde el Neolítico formando parte del paisaje de Wilthisre.



Al considerar Angel lo que no era Tess, perdía de vista lo que era y olvidaba que a veces lo defectuoso puede valer más que lo perfecto

Tess, la de los D'Urberville es, pues, una novela que te remueve las entrañas, por lo que os aconsejo que intentéis leerla con la mayor frialdad posible si no queréis que os pase como a mí, que a veces me daban ganas de lanzar el libro contra el suelo. La historia peca un poco de tragedia griega, pero supongo que si Hardy pretendía agitar conciencias no podía ser de otra manera.


Lo mejor:
Las descripciones de los paisajes, la relación entre Tess y Angel cuando trabajan en la vaquería, las reflexiones en alto que hace Thomas Hardy sobre la situación, y la ironía con la que se refiere a ciertos personajes como el padre de Tess

Lo peor:
La sensación de impotencia que te invade leyendo la novela.



Mi puntuación:

¿Habéis leído Tess la de los D'Urberville? ¿O quizá habéis visto alguna serie? ¿O la peli de Roman Polanski? ¡Contadme vuestras opiniones!




Fuentes de las fotos: (1), (2 y 5), (3), (4), (6), (7)

18 comentarios:

  1. Si te paras a pensar, Angel podría representar muy bien a la sociedad actual: todos somos muy progresistas, políticamente correctos y demás, pero cuando nos toca de cerca la desgracia, la injusticia y demás, miramos para otro lado, nos desentendemos y pensamos: pues alguna culpa tendrá. No estoy diciendo que todos seamos así, qué va, pero como sociedad, como conjunto, la reacción es esa. No tienes más que encender la tele y poner cualquier telediario.

    Afortunadamente algunas cosas parece que están cambiando. Aun así, la mujer siempre es la culpabilizada, aun siendo la víctima.

    Una gran reseña para un gran libro Rebeca bonica. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Polly :) La verdad es que tienes razón, lo más fácil es hacer lo que hacen todos, hay que tener mucho valor para dar un paso al frente y decir alto y claro que no comulgamos con la mayoría cuando algo nos toca personalmente. La teoría es muy bonita, pero no es lo mismo hablar en condicional ("si fuera yo, no habría actuado así") que vivir una experiencia en tus propias carnes. Besos!

      Eliminar
  2. Afú! Yo con esta novela no me atrevo, vi una miniserie basada en ella y me quedé traumatizada. Es que todo lo que ocurre es horrible, no hay ni una pizca de esperanza...! :_(
    Por otra parte entiendo que el autor hace una gran (y arriesgada) crítica a la sociedad, y aunque en la serie también me pareció decepcionante la actitud de Angel, también me parece más realista...

    En fin, que no sé yo si leeré este libro alguna vez, me ha encantado tu reseña, pero no me ayuda!! jajaja! me da que hay que estar con los ánimos muy altos...


    Porrrr cierto, ya veo que te has puesto con "Neverwhere"!!! Creo que es lo que necesitas después de un dramón como este, ojalá te guste muchoooo!! Y Orphan Black es PURA DIVERSIÓN! Qué ilusión! ^^

    Un bsote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, yo ahora a ver si veo la miniserie, me ha entrado curiosidad aunque tampoco es que me muera por verla teniendo en cuenta lo trágica que es la historia. También tengo la de Roman Polanski, me la compré con algún periódico y está todavía con el plastiquito y todo, pero es que son 3 horazas!

      Orphan Black está bastante bien. De momento llevo 7 episodios y se está poniendo la cosa que arde, estoy deseando que llegue la noche para ver cómo continúa XD

      Eliminar
  3. Mi querida Rebeca, permiteme decirte que has escrito un post precioso...Muchos de ellos lo son...pero este en especial, me ha resultado maravilloso. Leer a Thomas Hardy es duro...dicen que uno de los más optimistas es "Lejos del mundanal ruido". Personalmente no he podido con Tess...lo intenté...pero ya tengo muchas "Tess" en mi trabajo, y al leerlo, como a ti, me entran ganas de aparecer en el libro y transmitir lo que siento ante tales injusticias...incluso, creo que sería capaz de llevarmela a casa durante un tiempo...en fin...
    Me ha gustado la cantidad de portadas que has escogido,...las imágenes de la serie, que se la dejé a mi madre y que no quiso seguir viendo...
    Bueno, otra cosa que me ha gustado, es que...no sé si ha sido intencionado o no, pero hoy es el día contra la violencia de género y ver que elijes este libro para hoy, me ha hecho pensar en la cantidad de mujeres que hoy en día siguen viviendo de esta manera. Todavía hay mucho que hacer...y qué decir...Thomas Hardy era un gran conocedor de la miseria humana y creo que tristemente, intuía que por desgracia, habría más Tess por el mundo pasado su siglo.
    Un abrazo grande!!! Me encanta venir aquí contigo, aunque no lo pueda hacer tan amenudo como quisiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias María! Es un honor saber que te ha gustado el post! En el momento en que lo escribí no me había dado cuenta de que lo publicaría justo el día contra la violencia de género, desde luego que ha sido el destino! No podría haber sido más oportuna si me lo hubiera propuesto. En fin, veo que tú no pudiste seguir... yo si te soy sincera estuve a punto de abandonar un par de veces, pero decidí seguir adelante y no me arrepiento. Un beso!

      Eliminar
  4. No conocia el libro y la verdad que me ha llamado bastante, me ha gustado mucho tu reseña, como expones el libro y me parece que seria una lectura bastante entretenida aunque a la vez me cabree en algunos momentos, pero creo que merecera la pena leerlo.
    Gracias por la reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. En poco más que en las mariposas me he fijado porque pretendo estrenarme en Hardy con El alcalde de Casterbridge pero ¡tomo nota!

    ResponderEliminar
  6. muy bueno pero su final es triste.en su tiempo tambien debio causar sensacion,en la autobiografia de Edith Wharton esta cuenta que qquerian que Hardy cambiara algunos aspectos de una novela suya,creo que era Jude obscuro.

    ResponderEliminar
  7. Hola Rebeca!
    La reseña que has hecho es completísima! Veo que es un libro bastante duro y creo que necesita un momento especial (yo ahora mismo estoy leyendo sólo "libros bonitos" como yo los llamo, para que me den alegría y ganas de seguir aquí aprendiendo). Creo que si lo leyera y "viviese" a través de Tess todas esas injusticias y tratos que mencionas, probablemente me metería en la cama a llorar y a taparme la cabeza jaja estoy de un fuerte anímicamente... Hay veces que tengo unos subidones de felicidad con los que parece que me puedo quedar aquí en Inglaterra hasta que quiera, mientras que hay días en los que si no hubiese un mar de por medio, me iría andando a Sevilla :) Menos mal, que los días siempre terminan y al siguiente aparece una nueva mañana con nuevas vivencias y sentimientos...
    Un beso Rebeca y gracias por la reseña, aunque dejaré a Hardy para más adelante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª José, si estás así con altibajos no te la recomiendo para nada. Mejor sigue con los libros bonitos. Yo de hecho ya he tenido bastante drama por este año, pretendo dedicarme los próximos meses a novelas más ligeritas y bonitas, de hecho ya tengo una carpeta en mi Kindle que se llama "Libros bonicos", jajajaj XD Un beso, y espero que los días tristes cada vez sean menos.

      Eliminar
  8. No lo he leído, aunque tengo pendiente por casa otro libro del autor.
    Se ve que es un dramón tremendo, así que cuando lo lea iré mentalizada de que seguramente lo pase mal mientras lo lea.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. El libro no pero la serie me gustó. De Thomas Hardy empecé a leer "Unos ojos azules" y tuve que dejarlo... por eso no me he atrevido con Tess aunque todo el mundo dice que es genial...
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por los comentarios Pemento, violentbutterfly, Carla y Guacimara. Si alguna vez os lanzáis, hacedme saber si coincidís con mis opiniones aquí expuestas. Griselda, no lo sabía pero no me extraña nada que causara polémica, trata temas muy delicados y aunque intenta hacer uso de la sutilidad hay momentos bastante impactantes. Besos!

    ResponderEliminar
  11. Me inicié en la lectura de Thomas Hardy con "Lejos del Mundanal Ruido" que me enamoró sinceramente no podía parar de leer y decidí leer Tess a pesar de que leí en muchos blogs q era triste y duro de leer, tiene este libro tan marcado dr Hardy la descripción de los paisajes y la naturaleza a sumo detalle que casi te sientes pertenecer allí pero es a mi parecer completamente diferente tiene la sutileza de narración y el detalle específico cuando debe tenerlo y narra como espectador latente los sucesos en la vida de la muchacha, la recomiendo 100% para quienes aman la literatura de época

    ResponderEliminar
  12. Me inicié en la lectura de Thomas Hardy con "Lejos del Mundanal Ruido" que me enamoró sinceramente no podía parar de leer y decidí leer Tess a pesar de que leí en muchos blogs q era triste y duro de leer, tiene este libro tan marcado dr Hardy la descripción de los paisajes y la naturaleza a sumo detalle que casi te sientes pertenecer allí pero es a mi parecer completamente diferente tiene la sutileza de narración y el detalle específico cuando debe tenerlo y narra como espectador latente los sucesos en la vida de la muchacha, la recomiendo 100% para quienes aman la literatura de época

    ResponderEliminar
  13. Podrían pasarme el pdf en español, jcervantesnoh@gmail.com

    ResponderEliminar
  14. Podrían pasarme el pdf en español, jcervantesnoh@gmail.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...