martes, 29 de octubre de 2013

Serie: Broadchurch (ITV, 2013)



En la playa de una pequeña ciudad costera del sur de Inglaterra aparece el cadáver del pequeño Danny Latimer, de 11 años de edad. La detective Ellie Miller y el recién llegado y mucho más experimentado Alec Hardy son los encargados de investigar un caso que pronto atrae la atención de los medios de comunicación. 




En marzo de este año se estrenó en la cadena británica ITV esta serie de 8 episodios que trata un tema delicado como es el asesinato de un preadolescente en una pequeña comunidad donde todo el mundo conoce a todo el mundo. Está protagonizada por David Tennant, cuyo rostro es bastante popular al haber encarnado al Doctor Who, y Olivia Colman. Aunque se trata de una temporada autoconclusiva, y en el último episodio se resuelven todos los misterios, tuvo tal éxito de crítica y público que ha sido renovada para una segunda ración de episodios en 2014. Lo cual me parece fantástico porque me ha gustado bastante la serie. 

Lo primero que llama la atención de Broadchurch es su iluminación y fotografía. Tiene un color precioso, que recuerda levemente a ciertos filtros de instagram. Es llamativo que tratando un tema tan sombrío se haya optado por darle un tono tan luminoso, a lo que también ayuda la ubicación de la trama en un lugar apacible y hermoso, repleto de hermosos (y vertiginosos, porque hay muchísimos barrancos) paisajes, de modo que la serie se convierte en una especie de caramelo visual donde se disfruta de cada plano y de cada escenario.


Uno de los puntos fuertes de este producto es, sin duda, la tormentosa relación que se establece entre los dos protagonistas, Ellie y Alec. Sus personalidades son tan dispares que chocan desde el primer momento en que se conocen. Ellie es una mujer risueña y sociable, que se lleva bien con todos sus compañeros de trabajo y goza paseando por la calle principal de su pueblo y encontrándose y saludando a todos sus convecinos. Tiene una adorable familia formada por dos hijos y un marido que se dedica a las tareas del hogar. En el lado opuesto tenemos a Alec, hombre solitario, huraño y un tanto borde, para quien lo único que importa es el trabajo (pese a que tiene un pasado laboral de lo más turbio).


Como ya he dicho, los dos protagonistas se llevan como el perro y el gato, sobre todo porque él es un desconocido que es transferido repentinamente a la comisaría del pueblo, arrebatándole a Ellie un puesto que debía haber sido suyo. Además, al ser él una persona ajena a la comunidad, ve las cosas con otra perspectiva, mucho más crítica y recelosa de todos, lo cual en un principio molesta muchísimo a una Ellie que no concibe que ninguno de sus vecinos pueda haber cometido semejante atrocidad.

Con el paso de los episodios la relación entre ambos se va limando un poco, dando lugar a una divertida dinámica entre ambos, porque pese a que no dejan de lanzarse pullitas todo el rato, se nota que cada vez hay un mayor apego entre ambos.

Pero la serie no se centra solamente en la investigación y descubrimientos que van realizando los detectives, ni mucho menos. La familia del crío es un foco de atención constante en cada episodio, desde sus reacciones ante la noticia hasta cómo van haciéndola frente a lo largo de los días, cómo se recuperan para volver a caer, cómo empiezan ellos mismos a sospechar de todos, y cómo ellos mismos en algunos momentos también están bajo sospecha. Los momentos protagonizados por ellos son bastante duros, pero necesarios para tener una visión mucho más amplia y cercana a la realidad de este tipo de casos. El asesinato de un niño siempre es un suceso que sacude violentamente a la sociedad donde se produce, y en Broadchurch lo vemos de primera mano, y no sólo por parte de la familia, sino de todos los vecinos en general, que no dan crédito a lo sucedido en un lugar donde lo más grave que ha ocurrido ha sido algún delito menor relativo a la posesión de drogas.

Hay también una crítica al sensacionalismo de la prensa, deseosa de toparse con historias tortuosas de las que puedan extraer todo su jugo para vender más periódicos o tener más audiencia. Y una interesante reflexión sobre el papel que desempaña la Iglesia en pleno siglo XXI.

¡Y no puedo dejar de nombrar la banda sonora! La composición instrumental ha corrido a cargo de Ólafur Arnalds, que ha realizado un trabajo exquisito, con varios cortes que encajan a la perfección con las escenas donde se insertan, sea como música ambiental, sea para poner el acento emotivo en las escenas más dramáticas.


Quizá una de las cuestiones más discutibles que puedo mencionar es el hecho de que se nos muestre a una gran variedad de personajes como posibles sospechosos del crimen, protagonizando de vez en cuando pequeñas escenas que no hacen más que alimentar nuestras dudas sobre ellos, pero sin dejarlo del todo claro para crear confusión. De modo que en un episodio estás segurísimo de que X está metido en el ajo, y al siguiente ves que no pero que esa mirada final de Y indica que aquí hay gato encerrado... Supongo que es una forma de mantener la tensión un poco al estilo de las novelas de intriga de Agatha Christie, pero una no podía evitar pensar que quizá estaban siendo un poco tramposos al ir proporcionándonos la información de forma sesgada, sólo cuando le convenía al relato. Quizá menos apariciones misteriosas y miradas y sonrisas aviesas no le habría ido mal a la serie. Llega un momento en que parecía que todo el mundo tenía un motivo para haber matado a un niño que me acabó recordando ligeramente a Laura Palmer.


De todos modos es ese un mal menor porque como ya he dicho la serie me gustó muchísimo. La interpretaciones son de diez, sobre todo las de David Tennant y Olivia Colman. Sus personajes son bastante carismáticos, y pese a sus miles de defectos, acaban por caerte genial, cada uno a su estilo. Vas entendiendo las motivaciones de cada uno, y por ejemplo, de repente Alec ya no te parece tan arisco, y Ellie deja de ser tan confiada. Como podréis observar me ha encantado la evolución psicológica de esta dupla tan singular.

Quería terminar dejándoos varias imágenes de los lugares donde se ha rodado la serie, que son Clevedon (Somerset) y West Bay (Dorset). Desde que se emitió la serie estas localidades han aumentado exponencialmente sus visitas por parte de los turistas. En la web Westbay se especifican todos los lugares que aparecen en la serie. ¿Os hace un viajecito?




 

Una serie recomendable, de lo mejor que he visto estrenado este año. ¡No os la perdáis!


Lo mejor:
La fotografía, las localizaciones, los actores protagonistas, la relación y personalidad de sus personajes, la banda sonora.

Lo peor:
Algunas interpretaciones no me han convencido del todo (el padre y la hermana de Dany Latimer, el amiguete calvo fontanero), el hecho de que quisieran hacer a todo el mundo sospechoso en ciertos momentos.

Mi puntuación:


¿Habéis visto Broadchurch? ¿Qué os pareció?

Fuentes de las fotos de las localizaciones: (1), (2), (3), (4), (5), (6), (7 y 8), (9)

9 comentarios:

  1. A mi me gusto mucho,mantiene la intriga y el final te sorprende.Una gran serie.Me encanta que haya 2º temporada!!Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Todavia no la vi pero tengo ganas de ponerme con ella. Vi varios trailers y anuncios y me pareció interesante, especialmente me llamaron la atención los paisajes y la luz que parecen sacados de una postal. Además me recordó un poco a The Killing por el argumento ( serie que me gustó bastante). Asi que estoy deseando empezar a verla nada más que termine otras que tengo pendientes. A ver si con la 2ª temporada consiguen el mismo efecto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pendiente The Killing, a ver si la veo. Me echa para atrás que tuvo tantas críticas negativas como positivas, pero aún así me apetece. Gracias por tu visita!

      Eliminar
  3. Pues la apunto!!besos
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Me la apunto xD honestamente llama la atencion porque está tennant XD

    ResponderEliminar
  5. la fotografía genial! aunque no soy mucho de ver series!! jeje
    mal habito, quizas
    saludos :3

    ResponderEliminar
  6. ¡A mí también me encantó! Es un dramón considerable, pero tiene tanta intriga que te mantiene en vilo hasta el final. Además, siempre es agradable ver a David Tennant ;)

    Me han gustado mucho las imágenes que has puesto. Escogieron unas localizaciones muy bonitas, sin duda :)

    ResponderEliminar
  7. Hola Rebeca!
    Llego tarde, pero aquí estoy :) Tiene muy buena pinta la serie. Creo que la buscaré porque, en estos momentos, estaba con la cuarta temporada de Downton Abbey, pero la he abandonado, se ha vuelto demasiado dramática para mi gusto. Así que es un buen momento para empezar con otra serie ambientada en Inglaterra :)
    Gracias por la recomendación! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy pues cuidado que esta también es bastante dramática, a ver si vas a ir de Guatemala a Guatepeor! :P

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...